Bienestar

Mi marido me dice que estoy gorda

Sabemos que las relaciones humanas pueden ser desafiantes y difíciles. Especialmente cuando existe un conflicto con aquella persona un día decidimos que este a nuestro lado y nos acompañe por el resto de nuestra vida. El día a día puede generar desgaste y una convivencia desgastada puede abrir heridas nuevas o mantener abiertas algunas antiguas. Mi marido me dice que estoy gorda, ¿ya has oído esta queja alguna vez? ¿de tus compañeras de trabajo? ¿de tus amigas? O peor… ¿te ha pasado a ti?

Cuando se trata de autoestima y el cuerpo, hay algunas cosas que necesitas comprender para no dejarte llevar por las críticas y sentirte desanimada. Acompáñame a ver unas reflexiones sobre el tema y descubre la importancia de tomar una postura más compasiva contigo misma. 

¿Qué es ser gorda?

 Primeramente, es importante que te preguntes: ¿será que estoy realmente gorda? Vivimos en una sociedad que le da mucho valor a un cuerpo delgado, esbelto, tonificado. En las redes se ha construido un perfil idealizado de delgadez que estamos llamados a alcanzar. Estamos expuestos constantemente a imágenes de modelos de perfección prácticamente inalcanzables. Toda esta exposición hace que nuestros ojos se acaben acostumbrando a un referente de “normalidad” que no corresponde a la verdadera apariencia de los cuerpos humanos.

Considerando las definiciones actuales de cuerpo deseable… No es nada difícil ser “gorda”, ¿no crees?

El hecho de que tu cuerpo no se parezca a los de las celebridades y modelos no significa que eres gorda… únicamente se destaca el hecho de que ellas son demasiado delgadas.

 ¿Cuál es tu historia?

 A estas alturas, puede ser que digas: “ok, yo no estoy tan subida de peso pero, de todas formas, ¡mi marido me dice que estoy gorda!” Reflexiona: ¿será que engordar es realmente algo tan condenable?

Nadie modifica su peso “por nada”. Todas las personas que engordan tienen una historia. La ganancia de peso es un proceso de largo plazo que puede suceder por muchos motivos: estrés en el trabajo, depresión, luto, menopausia, cambio de ciudad, problemas emocionales… ¡nada de eso es pecado, delito, fracaso ni vergüenza!

¿Qué le dirías a tu amiga que está sintiéndose mal por haber engordado? ¿Las mismas cosas que te dices a ti misma? ¿Será que no has sido muy autocrítica?

 ¿Ser gorda es tan terrible?

 Aunque entiendas que la ganancia de peso sucede por un motivo, tal vez sientas que estar gorda es la peor cosa del mundo, algo que no querías que sucediera.

 Te has preguntado ¿por qué?

Generalmente se atribuyen muchas características morales negativas a un cuerpo gordo. El problema no es ser gorda, el problema es las cosas horribles que vienen en es ese paquete: perezosa, indisciplinada, negligente…

Pero, ¿no es todo eso un estereotipo?

Haz una lista de tus logros y tus habilidades. ¿Qué es lo que sabes hacer mejor? ¿Qué es lo que te hace única? ¿Una persona perezosa sería capaz de alcanzar todo lo que tú has logrado?

Comprende que toda la carga pesada y ofensiva en torno a la palabra “gorda” no pasa de ser un conjunto de mentiras que ya fueron repetidas tantas veces que la gente acabó creyendo en ellas. Ser gorda es tan sólo una característica física. ¡Nada más que eso!

 ¡Hazlo por ti!

 Antes de comprometerte a hacer una dieta radical o entrar en un programa para perder peso, comprende que la solución al problema no está en que adelgaces. Si no has aprendido a quererte y respetarte, esos kilos perdidos no van a hacer la diferencia.

 Mi marido me dice que estoy gorda. ¿Qué puedo hacer?

 Habla con tu marido sobre cómo te lastima que te diga eso. Sé asertiva. Respétate y entiende que tu cuerpo no tiene nada malo.

Las palabras nos pueden herir únicamente cuando permitimos que así sea.

¿Qué te parece conocer mi curso online Efecto Sophie? En este te enseño cómo transformar tu relación con la comida y a reconectarte con tu cuerpo. Son 6 semanas de video-clases y materiales que te ayudarán a cambiar tus hábitos de alimentación y a recuperar el placer por comer. ¡Descúbrelo aquí!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.
Tienes que aprobar los términos para continuar

Bienestar

Artículos relacionados